El nuevo pañal Dodot

Hace un año Dotot lanzó al mercado los Dodot Activity mejorados con 3 compartimentos donde el pipí se repartía uniformemente y el pañal dejaba de ir colgando entre las piernas del cachorro (esto tiene pinta de ser bastante incómodo). Todo aquello os lo conté en el post de pañales colgantes.

Recientemente, Dodot ha llevado a cabo un estudio sobre la paternidad, con unos resultados todavía muy alejados de la equidad en el reparto de tareas, pero esperanzadores, supongo, porque demuestran un gran avance en la implicación de los papás hombres en la crianza cachorril, comparado con generaciones anteriores (a poquito que hagan, vamos…). A día de hoy, según este estudio, el 65 % de los papás cambian pañales a diario. Vamos, una caca de porcentaje. Pienso ahora mismo en 10 hombres conocidos con hijos, y me parece muy fuerte que casi 4 de ellos no cambien pañales a diario; y digo yo que alguien se dedicará a esta tarea en ese hogar, no sé…en fin, que la cosa sigue muy chunga, amigas, pero a lo que vamos.

Pues para “celebrar” esos resultados, ha decidido incorporar la misma tecnología a sus pañales normales, los del paquete azul (ya sabéis que son bastante más baratos que los Activity) y gracias a Madresfera, hemos podido probarlos y daros nuestra opinión.

Mantengo todo lo dicho en el post de hace un año. Un pañal Dodot, no defrauda, eso es así, y es verdad, no cuelgan nada, por mucho pipí que acumulen. Y añado además,  que tienen unos neutralizadores de olor muy potentes, como bien explica la mamá que hay detrás de pulguiteando así jajaja:

Si tengo que ponerle algún pero es, que las tiras de pegar son tan resistentes, que si no estoy pendiente al abrochar de dejarlas en el medio del pañal, se le clavan a V en los muslitos, y eso no nos ha pasado con pañales de marca blanca.

Lo demás, todo perfecto, aguanta la noche entera bastante seco, el diseño es mono y no hemos tenido ninguna fuga. Aunque ya os contaba en esta comparativa pañalera, que desde que V empezó con la alimentación complementaria, no hemos vuelto a tener de eso.

pañales dodot.gif

Espero que el próximo estudio que haga Dodot sobre la paternidad tenga unas estadísticas que me gusten más (por favor, gente que manda, hagan algo) 😀

¡A cambiar pañales todos!

 

Pañales colgantes

   Ya sabéis que V usa pañales de tela en casa y desechables fuera. Por aquí hice una breve comparativa de los desechables que habíamos probado hasta ese momento.

   Es curioso pero la mayoría de los papis eligen Dodot Sensitive para los primeros días del bebé  (incluída la que escribe). En mi caso, y sin ninguna experiencia previa, lo achaco a que todo lo que había oído de Dodot habían sido bondades, que el marketing hace su función y que al principio no escatimas en nada porque quieres darle al cachorro lo mejor de lo mejor. Porque seamos sinceros, la pega de Dodot frente a otros desechables no es otra que el precio: un Activity (0,33 €) cuesta más del doble que un pañal de marca blanca (o,15€).

   Bueno, pues hace unos días, Dodot presentó sus nuevos pañales en el Museo ABC y nos brindó la oportunidad de probarlos con nuestros cachorros.

   La novedad es que han diseñado un pañal que aunque esté a tope de carga, no cuelga nada de nada, una cosa que puede resultar bastante incómoda cuando un bebé trota, corre, salta, trepa, etc.  En estas fotos podéis ver a V de izquierda a derecha con pañal de tela, con uno de marca blanca y con el nuevo Dodot Activity. La verdad es que se aprecia bastante la diferencia, ¿verdad?

   Por lo demás, todo igual que los anteriores: buen olor, ligero, suave, bonito y mismo precio. La verdad es que no suelo ver a V muy incómoda aunque haya pasado rato desde el último cambio; también es cierto que con los pañales de tela no te puedes despistar, porque no aguantan tanto como un desechable, pero como conclusión personal, puedo decir que a día de hoy estos nuevos Dodot solo mejoran el aspecto exterior del cachorro y que aunque puedan aportar algo comodidad, no me parece motivo suficiente para pagar la diferencia de precio.

   Una cosa bastante sorprendente que se dijo durante la presentación el otro día, fue que un pañal Activity contamina menos que uno de tela (considerando todo el proceso productivo, el lavado de los pañales, etc).

   Hago un llamamiento desde aquí a Dodot para que contrate una empresa independiente que realice y publique un estudio que demuestre esta afirmación, porque ahora mismo, mi única motivación para usar pañales de tela es contaminar menos el planeta (y seguro que la de muchos otros papis como nosotros). Así que si son capaces de demostrarlo, yo me comprometo a usar Dodot todo el rato sin parar y dejar de poner coladas pañaleras a la de ya. Palabra.

   Pero lo cierto es, que hasta que no vea ese estudio, y después de haber leído bastante sobre el tema,  lo siento, pero no me lo creo.

 

Pañales de tela II

   pañal1

   El tema de los pañales de tela ha variado un poco en casa debido sobre todo a que V tiene dermatitis desde que tenía  2 meses y medio. Además, como ya os conté en el post de pañales de hace un tiempo, las caquitas de un bebé lactante salen fenomenal bajo el grifo, pero a los 6 meses, V empezó con alimentación complementaria, y ahí la cosa cambia.

    Los pañales que compramos tenían algo de poliéster en la capa en contacto con la piel y lo primero que hay que hacer si tu bebé tiene dermatitis es pasar de ponerle cualquier tejido sintético. Nunca pensé que V fuera a tener la piel tan sensible, porque C y yo no tenemos ni hemos tenido dermatitis, pero según me comentó la profe de la guardería, cada vez les pasa a más niños, aún sin tener antecedentes en la familia. Por ejemplo, en clase de V son 8 bebés y 4 han tenido dermatitis.

    Tuvimos que comprar otra remesa de pañales. Esta vez fueron 10 de la marca Coolababy, con la capa interior de fibra de carbón de bambú. Los hay estampados y de colores lisos, y nos costaron 75 €. Son más caros, pero claro, si pudiera retroceder en el tiempo, compraría estos directamente, porque no sabes qué tipo de piel va a llevar puesta tu bebé y con los de tejidos naturales, aseguras.

pañal5

   Venían con un inserto de 2 capas, también de bambú, y además hemos aprovechado los insertos de los pañales anteriores, ya que aunque no sean 100% algodón, al ir montados en el interior del pañal, no están en contacto con su piel. Ponemos un inserto de fibra de 3 capas más uno de bambú de 2 capas y con eso aguanta seca 3-4 horas. También hemos aprovechado los antiguos pañales para meter a V en la piscina, en lugar de los de baño desechables (muy caros, por cierto). Por suerte no ha vuelto a tener problemas en la zona del pañal y la dermatitis prácticamente ha desaparecido de su cuerpecito, pero eso ya os lo contaré en otro post.

   El otro gran cambio en la rutina pañalera viene porque con la nueva textura y forma de los desechos, no puedes (ni aconsejo) meterlos bajo el grifo para enjuagarlos. La parte buena es que ya no hay que frotar. Con un trozo de papel higiénico coges al Señor Mojón y lo tiras por el WC. Nosotros aclaramos a continuación un poco el pañal si ha quedado alguna manchita, para que luego no se resista en la lavadora, y a la bolsa pañalera hasta la siguiente colada. Pero claro, el inconveniente es que no voy a pedirle a la profe de V que lleve a cabo esta operación. Y sinceramente, no me veo quitando mojón esparcido, que es lo que pasaría ahora si cerraras el pañal tras quitárselo al bebé.

   Así que para la guarde compramos desechables. Aún así, el ahorro en residuos y euros sigue siendo considerable y creo que es mejor esto que nada. Aquí y en foto de portada podéis ver intuír cómo queda el pañal  (pillar a V quieta empieza a resultar bastante complicado):

pañal2 pañal3

Y vosotros? Qué tal vuestra experiencia con pañales de tela?

Pañales de tela

spiderman

Uso de pañales de tela:

   Nosotros usamos pañales de tela para ahorrar, en euros y en residuos. Existen otras opciones bastante ecológicas de pañales desechables, pero cuestan más del doble que un pañal normal.

   Los primeros días de V no estábamos para sumar al descontrol generalizado el tener que poner lavadoras pañaleras; además, aunque nació con un peso normal, se perdía un poco dentro de los pañales de tela. Pero cuando vimos la cantidad de bolsas de basura que llenábamos de desechables, pensamos que valía la pena intentarlo.

   Hay varias clases de pañales reutilizables. Nosotros  nos decidimos por los llamados rellenables porque una vez montados, se colocan tan fácilmente como un desechable. Además, se secan bastante rápido y los diseños se salen.

   Los mismos pañales sirven para niños de 3,5 a 15 kg. Llevan varias filas de automáticos con los que se puede ir ajustando el tallaje. Así que, aunque en principio puedan parecer algo caros, se amortizan con creces.

   Cuando empecé a recopilar información pañalera, leí que tendríamos que hacer una inversión inicial aproximada de 400 €, lo cual nos echaba bastante para atrás, teniendo en cuenta que queríamos intentarlo pero no estábamos seguros de que fuéramos a ser capaces (a priori parece que va a dar muchísima faena). Al final encontré pañales baratos, y por unos 180 € me hice con 20 cobertores, 20 absorbentes de 3 capas de microfibra y 4 bolsas de transporte. Los míos son de las marcas Alva y AnAnBaby.

pañales2

   V cumplió 1 mes y como ya le quedaban bien (ajustados en el tallaje más pequeño), decidimos probar. Costó un poco cogerle el truquillo y alguna fuga tuvimos, pero es que con los desechables también, así que no desesperamos. Un par de cosas que tengo en cuenta a la hora de colocarlos: subir bien el pañal por la parte de atrás, cuidando que el tejido impermeable quede por encima de la parte permeable; y una vez puesto, estirar bien el inserto entre las piernecitas. Así se evitan las fugas por la cintura y por las ingles, que es por donde se suelen producir.

   Todo iba bien hasta que V cumplió 3 meses y empezó a moverse y a hacer más pipí (también comenzamos a espaciar más los cambios de pañal, ya que los cuadrábamos con las tomas). Durante 3 días prácticamente en cada cambio de pañal, tuvimos que revestirla de arriba a abajo y claro, ganas de rendirse. Pero la solución fue tan fácil como añadir un inserto más dentro del bolsillo del cobertor. No hemos vuelto a tener ni media fuga. Compramos otros 10 insertos de microfibra de 2 capas en http://www.elbebesito.es/ y con eso y un rollo de forros desechables, tenemos todo lo que necesitamos.

pañales

   Por el día lleva 1 inserto de 3 capas mas uno de 2, y por la noche, 2 insertos de 3 capas (aguanta las 8 horas). Los forros desechables se utilizan cuando tenemos que darle crema a V, porque ésta no puede estar en contacto directo con el pañal (se impermeabilizaría) y para cuando empiece a tomar otros alimentos, poder eliminar fácilmente los residuos sólidos.

Lavado de pañales de tela:

   Nosotros ponemos lavadora de bebé todos los días, ya que mi máquina admite poca carga y además, 20 pañales no cunden tanto como cabe esperar, sobre todo al principio. Tenemos una bolsa de pañales en el baño y vamos metiendo ahí los sucios (los de caquita requieren un enjuague previo en el bidé si quieres que queden blancos una vez lavados). Con la cremallera cerrada no huelen nada.

bolsa pañal

   Los meto en la lavadora sacando los insertos de los cobertores y programo un prelavado, añadiendo bicarbonato un par de veces a la semana (blanquea y desinfecta). Al terminar, abro, meto el resto de ropa de V y alguna camisa mía, si queda hueco, y pongo un ciclo de lavado normal a 30 grados, añadiendo un aclarado al final (mi lavadora tiene esa opción), porque he leído que los restos de jabón pueden afectar negativamente tanto a la permeabilidad de los pañales como a la piel del bebé. No se puede usar cualquier detergente, tiene que estar libre de fosfatos, suavizantes, enzimas y aromas. Nosotros usamos uno para pieles sensibles de la marca Bosque Verde (Mercadona), y ponemos la mitad de la dosis recomendada en el envase.

IMG_9722

   Después, lo mejor es tenderlos al sol siempre que se pueda, para eliminar posibles manchas que hayan quedado tras el lavado, pero nosotros en invierno tendemos dentro de casa y de momento se conservan bastante bien, exceptuando alguna sombrita en los insertos, pero nada grave. Aquí os dejo un par de enlaces que me sirvieron de guía para encontrar mi propia rutina: enlace uno y enlace dos.

Pañales de tela fuera de casa:

  Si vamos a pasar unas horas fuera, simplemente hay que acordarse de meter una bolsa de transporte para poder llevar el pañal sucio sin olores ni humedades. Cuando nos vamos unos días de vacaciones y el lugar de destino no tiene lavadora, usamos desechables.

Pañales de tela en la guardería:

   A mí no me han puesto ninguna pega en la guarde. La mía es pública, pero no sé si comparten política o depende del personal docente de cada centro. Nosotros lo mencionamos el primer día y la respuesta siempre fue positiva, y eso que V era el primer bebé con pañales de tela que tenían. Cada mañana bajamos 4 pañales montados y una bolsa de transporte, y la profe de V nos devuelve los usados en la bolsa al ir a recogerla. Sólo hicimos juntas el primer cambio, y V ha venido siempre con el pañal perfectamente colocado y sin una fuga.