Porteo

cangu2   Yo sólo puedo hablaros del porteo con fular elástico, porque es el que nos regalaron a nosotros. Creo que es realmente práctico y le estamos dando muchísimo uso.

   El papá de V trabaja fuera al menos 2 días a la semana, y salir a hacer recados o pasear al perro con el capazo me parecía un tremendo tostón (y si llueve, la cosa ya pasa a nivel experto); y  eso que se supone que mi cochecito es de los más manejables del mercado. A lo mejor vosotros os apañáis fenomenal, pero no es mi caso, por lo que a mí, me ha parecido El Invento.

   El nuestro es de la marca Boba Wrap y nuevo cuesta entre 40 y 50 € (el de 50 € es de algodón orgánico), aunque hay bastante mercado de 2ª mano y en wallapop, por ej., lo podéis encontrar por 20-25 €. Es lavable a máquina.

   Creo que es mejor que un porteo de tela normal (sin haber probado éste, ya os digo), porque puedes meter y sacar al bebé con el fular anudado y eso te da mucha seguridad, sobre todo si eres torpe como yo XDD. Este vídeo explica muy bien el nudo básico y 2 posiciones en las que el bebé va a gustísimo. En este caso es un bebé de un mes, pero con otros anudados, podéis usar el porteo con niños bien grandecitos.

   Nos gusta más que la mochila porque no te hace falta abrigar al bebé, lo metes en el fular con la cabecita cubierta (con el propio pañuelo o un gorrito, dependiendo del frío que haga fuera) y te pones el abrigo de porteo.  Vais los 2 tan calentitos y cuando llegáis a un sitio, no tienes que quitarte el fular ni al bebé para poder desabrigarte. Además, al ir tan pegado a ti, “pesa menos”, cosa que agradecen mucho el papá de V y sus problemas de espalda.

   Pero ahí está también la desventaja que le veo yo: hay que comprar un abrigo para portear y yo no he encontrado nada económico (ni demasiado bonito). Os dejo aquí un enlace con algunas soluciones bastante prácticas para el porteo en invierno.

   Por suerte, yo tenía este abrigo en el armario y nos ha ido perfecto 🙂

abrigo

   Cuando voy con la silla también lo llevo en la cesta. Así, si V se cansa de ir en el cochecito, la porteo un rato y tan contenta.

porteo

V y yo de exposición

PD: no había pensado en ello, pero hoy el ascensor de mi comunidad estaba estropeado y sin el porteo habría sido casi imposible salir de casa; porque ¿cómo bajas el cochecito 4 pisos sin dejar al bebé sólo?, y luego deja la silla en el portal, sube bebé en mano (si es que has podido hacer el paso previo) y coge al perro. Y a la vuelta del paseo otra vez. Quita, quita.

(Foto por Ana Rosa González)