Leche de fórmula sin aceite de palma

   leche de formula.png

   Ya os he hablado en alguna ocasión de que existen en el mercado alimentos para bebés que se suponen saludables por eso mismo, porque son para humanos formándose, pero que luego, te pones a leer las etiquetas y no entiendes nada. Y no porque muchos de los nombres sean raros, que también, si no por que no sabes qué pintan ahí la goma guar y la goma xantana (espesantes) o el E-330 (corrector de la acidez). Sigue leyendo

Tarta de calabaza

   El domingo pasado, como llovía sin descanso, unos amigos nos invitaron a comer un señor cocido en su casa, así que, qué menos que preparar un postre decente.

   Hace unos días caté una tarta de naranja y calabaza de la chef Iria Castro, en un evento madresférico, y estaba delicio, así que me aventuré a intentarlo. Sigue leyendo

Terciopelo azul

   albal

   El otro día tuve la suerte de conseguir plaza en el evento madresférico de Workshop de Albal. Iria Prieto nos enseñó cómo hacer unas cosas riquísimas de postre en su escuela de cocina, y hoy he decidido poner en práctica lo que aprendimos e intentar elaborar una de las recetas. El postre en realidad se llama red-velvet, pero yo voy a hacer una variante azul, que creo que puede molar.

  Como se puede congelar el bizcocho (no tenía ni idea) y de hecho Iria nos dijo que incluso está más rico después de congelado, lo voy a dejar preparado para el día de mi cumple, que es dentro de nada. Estoy pensando en aprovechar los moldes de flan que nos regaló Albal ese día, hacer más cantidad de bizcocho y así poder llevar los individuales a la comida de Navidad, que soy la encargada del postre. No sé, ahora me decido. De momento me voy al super a comprar lo que me falta de la lista de ingredientes:

  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 167 gr de azúcar
  • 160 gr de harina tamizada para repostería
  • Una pizca de sal
  • 1 huevo
  • 120 ml de buttermilk, o de nata liquida para cocinar
  • 1/2 cucharadita de vainilla
  • 1/2 cucharadita  bicarbonato
  • 12 gr colorante en pasta rojo
  • 1 cucharadita de cacao en polvo
  • 250 gr de chocolate blanco

   Para hacer buttermilk casero, según indicaciones de Iria, se ponen en un recipiente 300 ml de leche y el zumo de medio limón, se deja reposar 10 minutos y ahí la tienes.

buttermilk

   Como quiero hacer bastante cantidad y de esta receta sale un molde de Albal de 23 cm o 10 de flanes, duplico cantidades. Ya sabéis lo importante que es seguir las proporciones a rajatabla en repostería.

   Podéis ver la receta completa aquí. En realidad se trata de trufas hechas a partir del bizcocho, pero yo me he quedado en lo segundo. Cuando lo saque para consumir le haré una cobertura de chocolate blanco. Si queda instagrameable, lo veréis XDD

   Finalmente he hecho un bizcocho de color azul que voy a congelar para el día de mi cumple, uno rojo para llevar a la guarde de V el día de la fiesta de Navidad y otro rojo pequeñito para probarlo yo antes de envenenar a nadie jajaja

horno

   Con el papel de horno no hace falta engrasar el molde y no se pega nada. Ahora que está frío, le he quitado el papel, lo he vuelto a poner en el molde y tapado con film se va directo al congelador. Iria y Albal nos enseñaron varios truquis ese día que ha resumido fenomenalmente mimodemami en este post.

   Pues la cosa es que ya he probado el que he hecho para nosotros y ha quedado bastante rico.

result

   Aquí os dejo una foto de las trufas que hizo Iria que también molan, pero que llevan un poquito más de elaboración.

TRUFAS RED VELVET 2

   Aunque de lejos, la receta que más me gustó fue este Nougat, que pienso intentar hacer estas vacaciones. Estaba de llorar, de verdad.

   Mil gracias a Madresfera por organizar estas cosas tan chulas =)

Ecocomida de bebé

   fresas2

   Hace ya bastante tiempo que C y yo empezamos a mirar etiquetas en los super en nuestro intento de comer lo más sana y ecológicamente posible. La verdad es que puedes volverte un poco loco leyendo artículos por internet, muchas veces contradictorios, pero se trata de intentar encontrar tu propia corriente fúdica sin desquiciarte.

   Con la llegada de V la cosa ha dado un par de vueltas de tuerca, porque si tú intentas cuidar tu cuerpo lo mejor posible, no te quiero contar lo que quieres para tu bebé, lo mejor de lo mejor de lo mejor.

   Nosotros tenemos la suerte de tener un par de tiendas muy cerca de casa donde poder comprar productos ecológicos, pero por internet se pueden conseguir fácilmente, aunque de forma menos inmediata, claro.

  No sólo están hechos con ingredientes producidos ecológicamente si no que además, sus etiquetas son las que más nos convencen. Ya os adelanté algo de esto en este post. Yo solo voy a hablaros de las marcas que hemos probado y que toma V a día de hoy, pero os dejo también el listado de ingredientes de Nutriben, porque es lo que toma V en la guardería.

Leche de fórmula

Ingredientes Babybio Optima:

Maltodextrina de maíz*, leche desnatada*, aceites vegetales* (girasol oléico*, colza*), lactosa*, concentrado de minerales de la leche (calcio), minerales: citrato de sodio, cloruro de magnesio, cloruro de potasio, lactato ferroso, hidróxido de potasio, sulfato de cinc, selenito de sodio, yoduro de potasio, óxido de magnesio, sulfato cúprico, sulfato de manganeso, vitaminas: vitamina C, vitamina E de origen natural (D-alfa acetato de tocoferol), niacina, ácido pantoténico, palmitato de ascorbilo, vitamina A, tiamina, vitamina B6, riboflavina, ácido fólico, vitamina K1, biotina, vitamina D3, vitamina B12, bifidobacterias (bifidobacterium lactis) 0,05%, antioxidante: extracto rico en tocoferoles.
* De cultivo ecológico

Ingredientes Nutriben Natal (Fuente: http://www.nutriben.es/):

Lactosa, aceites vegetales (oleína de palma, aceite de coco, aceite de nabina, aceite de girasol alto oleico, aceite de girasol y aceite de palma), leche desnatada, galactooligosacáridos (8,5%), concentrado de proteínas séricas, minerales (citrato cálcico, fosfato potásico, citrato sódico, cloruro magnésico, citrato potásico, cloruro cálcico, sulfato ferroso, sulfato de zinc, sulfato cúprico, sulfato de manganeso, yoduro potásico y selenito sódico), emulgente (lecitina de soja), aceite de organismos unicelulares (AA) (0,1%), cloruro de colina, aceite de pescado (DHA) (0,1%), vitaminas (ácido L – ascórbico, acetato de DL- α -tocoferol, nicotinamida, D-pantotenato cálcico, acetato de retinol, clorhidrato de tiamina, riboflavina, clorhidrato de piridoxina, ácido fólico, filoquinona, colecalciferol, D-biotina, y cianocobalamina), taurina, inositol, nucleótidos (0,04%) (5’-monofosfato de citidina, 5’- monofosfato de uridina disódica, 5’-monofosfato de adenosina, 5’- monofosfato de guanosina disódica y 5’-monofosfato de inosina disódica), antioxidantes (extracto rico en tocoferoles y palmitato de ascorbilo) y Lcarnitina.

 

Cereales:

Ingredientes cereales Babybio Vainilla:

Harina de arroz*, harina de quinoa*, extracto de vainilla*, tiamina (vitamina B1).

Ingredientes papilla Nutriben cereales sin gluten:

Cereales 61% (harina de arroz y harina de maíz) Azúcar Maltodextrina Grasa vegetal (palma) Sales minerales (calcio y fósforo) Vitaminas (C, niacina, E, ácido pantoténico, B1, B6, A, ácido fólico, K1, biotina y D3) Emulgente (lecitina de soja) Aroma (vainillina) Puede contener trazas de leche.

 

Yogures:

   No se si os habéis parado a leer las etiquetas de los yogures de fruta sin trozos en vuestra tienda habitual, pero a nosotros, que no solíamos consumirlos antes de llegar V, nos sorprende muchísimo que los susodichos yogures de frutas no lleven frutas. No lo pillo, la verdad. Preferimos comprar yogures de fresa hechos con fresas y de plátano con plátano. En mi herbolario venden los de esta marca, y a V le encantan. La lista de ingredientes parece una cosa lógica: Leche ecológica de nuestras vacas, fruta ecológica preparada (20%), frutas ecológicas, azúcar ecológico, zumo de limón ecológico, fermentos lácticos.

yogur

   Os dejo un artículo de la OCU que habla de los yogures (supuestamente) para bebés de Danone y Nestlé. Es del 2011, pero a día de hoy, las listas de ingredientes son bastante parecidas.

  Estos yogures son  igual de caros que los ecológicos. Los de Casa Grande de Xanceda me cuestan 1,80 €, 2 yogures de 125 gr.

Galletas:

   En la estantería “bio” de Carrefour podéis encontrar galletas super sanas para personas pequeñas y grandes con precios muy buenos. Nosotros hemos probado las de avena y canela, pero hay mas sabores, así como otros productos aparentemente buenos.

   Y digo aparentemente, porque lo mismo el año que viene hacen un estudio y resulta que la quinoa o la harina de arroz de pronto son malísimas, pero bueno, se hace lo que se puede.

   Lo cierto es que en una familia de 3 personas, el incremento de gasto que supone la compra de productos ecológicos es bastante soportable.

¿Qué pensáis? ¿Sois de los que vais con lupa al supermercado o no es algo que os quite el sueño?

Galletitas para bebés

PENTAX Image

  Hace un par de semanas, la profe de la guardería me comentó que V llegaba con muchísimo hambre a su puré de las 12-12:30h. Y es que desde las 8 que toma el desayuno, hay demasiadas horas para alcanzar con calma al almuerzo.

   Meterle cereales en la leche materna parece una buena opción, si no fuera porque eso pasa necesariamente por una extracción previa y ya os he contado mis desavenencias con el saca leches y la falta de minutos de vida. De todas formas, compré unos cereales ecológicos de la marca Aliment Vegetal en el herbolario por si se terciaba.

   Y aquí voy a hacer un inciso, porque esta marca elabora sus productos con ingredientes de agricultura ecológica y sin aditivos poco deseables; sin embargo, si te paras a leer una etiqueta de papillas Nutriben (por ejemplo), encontrarás lo siguiente: “Cereales 37 % (almidón de maíz y harina de arroz), frutas 30% (manzana, pera, zumo concentrado de naranja y plátano), azúcar, maltodextrina, proteína de guisante, grasa vegetal, sales minerales (calcio y fósforo), vitaminas (C, niacina, E, ácido pantoténico, B1, B6, A, ácido fólico, K1, biotina, D3), emulgente (lecitina de soja) y aroma (vainillina). Puede contener trazas de leche.”

   Y este patrón se repite con muchas marcas que elaboran productos para bebés. A ver, que está claro que no va a pasar nada, todos hemos tomado estas cosas y otras mucho peores y aquí estamos, pero creo que cuanto más sanas sean las cosas que le doy a V, mejor, digo yo.  Leí una vez en un blog (si encuentro el enlace, lo pongo) que una madre se puso en contacto con Nestlé para saber por qué sus productos aptos (supuestamente) para bebés de más de 4 meses llevaban por ejemplo leche de vaca, gluten, o grasas vegetales sin identificar, cuando estos ingredientes no son nada recomendables para un niño tan pequeño. Nestle le respondió con la siguiente afirmación: “Porque es legal”. Pues muy bien. Con esto quiero decir que porque un alimento sea apto para bebés, no tiene por qué ser bueno precisamente, al menos en este país.

   Bueno, que me desvío. El caso es que necesitaba encontrar una forma de saciar un poquito más a V en el desayuno. Un día vi a mi muy amiga madre Irene dándole Cheerios a N, y claro le pregunté. Por lo visto, en España no los hacen sin miel, así que los tiene que comprar en una tienda de productos anglosajones, y aunque llevan algo de azucar, el resto de ingredientes son bastante sanos (básicamente son cereales de distintos tipos).  Los llevo en una cajita y le voy dando despues de la teta, en casa y de camino a la guarde. Y así, parece que llega un poco más llena al almuerzo.

   Además de los Cheerios,  decidí hacer nuestras propias galletitas. Bueno, también le doy alguna galleta María, en casa de mis suegros por ejemplo, pero las menos veces. Las galletas caseras le gustan mucho y se hacen en un periquete (esta receta es apta sólo para bebés que ya hayan probado el gluten).

    Los ingredientes son: Manzana asada, copos de avena y canela.

   Aso 2 manzanas, dejo que se enfríen, las pelo y las machaco. Añado una cucharadita de canela y copos de Avena (los venden en cualquier super, Mercadona, Carrefour..) hasta que queda una masa consistente.

   La extiendo en porciones con una cucharita sobre un papel vegetal y al horno  precalentado a 180º durante 20 minutos, o hasta que las veo doraditas. Se pueden hacer con distintas formas pero siempre pensando en que el bebé las tiene que poder coger con facilidad.

V GALLETA 2

    Quedan con una textura blandita que V puede deshacer en la boca, no manchan demasiado y oye, están bastante ricas incluso para un adulto, y más sanas no pueden ser.