Comprar un piso

Y éste ha sido básicamente el motivo de mi desaparición del blog. No ha sido nada planeado, yo no quería dejar de escribir, ni mucho menos. De hecho, cuando terminé en diciembre mi master del universo, creí que iba a volver por aquí asiduamente (qué «ilooser»). Pero nos metimos de lleno en la difícil tarea de conseguir una hipoteca y luego una cosa tras otra…que no me ha dado la vida para nada más, vamos. Y aquí vengo, dispuesta a hacer un post sobre la compra de vivienda, que ahora que tengo la odisea fresquita, pues allá voy.

¿Por qué comprar en vez de alquilar?

Nosotros firmamos un contrato de alquiler en la casa donde hemos vivido hasta abril de este año, en noviembre de 2013, con la ley de arrendamiento 4/2013 de 4 de junio. Esta nueva ley trataba de dinamizar el mercado del alquiler en España planteando medidas como la duración del arrendamiento, reduciéndose de cinco a tres años la prórroga obligatoria y de tres a uno la prórroga tácita. Supimos de esta medida tan cabrona en septiembre del 2016, el día que recibimos el burofax de la empresa propietaria de nuestro edificio comunicándonos una subida del alquiler de 150 € al mes, no negociable. Me puse a mirar cual loquis en el barrio, pero en 3 años los alquileres se habían vuelto a disparar y efectivamente, nuestro piso estaba por debajo de precio de mercado, tal y como nos indicaron al intentar negociar una subida progresiva. En fin, nos teniamos que aguantar y vivir con ese dinerito menos al mes si queríamos seguir en el barrio, y queríamos!. En ese momento empezamos a buscar algo que nos gustara y pudiéramos pagar, sin prisa pero sin pausa, teniendo en cuenta que teníamos hasta noviembre del 2019, es decir, hasta que nos volvieran a subir el alquiler y esta vez, por encima de nuestras posibilidades (porque claro, de nuevo nuestro piso se encontraba por debajo de precio de mercado…).

¿Nos concederían una hipoteca?

Somos los 2 autónomos y vivir en Madrid imposibilita bastante la tarea de ahorrar, así que estaba muy complicado. Tuvimos la suerte de contar con bastante ayuda y aún así, nos costó muchísimo conseguir hipoteca. Yo me había hartado de leer artículos sobre condiciones hipotecarias mejores y peores de algunos bancos y cajas pero la triste realidad es que tuvimos que aceptar las condiciones del único banco que nos la concedió. En principio, nadie te va a dar más del 80 % del valor del piso (eso te dicen todos de entrada). Pero si contratas a una financiera, se te abre un mundo de posibilidades. La nuestra nos cobró 4000 €, iva incluído. Una pasta, pero fue la única manera de conseguir el 100 %.

¿Cual es el precio límite que puedo pagar?

Esto es lo primero que hay que sentarse a calcular antes de meter cualquier filtro en idealista jaja, así no te llevarás bajonas inncesarias. La mensualidad de la hipoteca no debería superar lo que estarías dispuesto a pagar de alquiler ni un 30% del dinero que entra neto en tu hogar al mes. Si en tu unidad familiar entran 3000 € netos al mes, no te puedes permitir una cuota (o alquiler) de más de 900 €. Si la hipoteca es a 30 años, serán en total unos 324 000 € lo que le darás al banco (esto siempre que no amortices y la hipoteca sea a interes fijo). De esa cantidad, los intereses serán más o menos unos 80 000 €, lo que te deja un importe de préstamo de 244 000 €. Si no tienes nada ahorrado, con ese importe tendrás que pagar el piso, a la financiera y los gastos hipotecarios, que suelen ser un 10% del valor de la vivienda.

¿Conceden hipotecas del 100% del valor del piso?

Nosotros tuvimos que tirar de doble garantía hipotecaria. Esto es que te conceden el 80% del valor de la vivienda que vas a comprar y el otro 20 % hipotecando una parte de otra vivienda (tiene que ser un inmueble que no sea vivienda principal de sus propietarios). En nuestro caso además, teníamos que hacer reforma así que, finalmente tuvimos que pedir un poco más del 100 %, flipa. Y aunque todo el mundo nos dijo al principio que era imposible, aquí estamos, con el piso casi terminado jajaja A ver, que es normal que no te den más del 80 %; se han hecho muchas barbaridades y el Banco de España se ha debido de poner serio por fin, pero que si quieres (y pagas, y te ayuda alguien que te quiera mucho), puedes. Y así estamos, pobres pero muy contentos con el nuevo hogar. He ido poniendo alguna estampa de cómo ha quedado en IG, pero quiero hacer un antes y un después de esos, que me encantan. Espero volver más pronto que tarde por aquí pero teniendo en cuenta que empecé a escribir este post la última semana de junio, la cosa no promete demasiado jajaja (aiss). Si tenéis alguna pregunta en torno a mi experiencia decidme e intento responder, pero de intereses y movidas de esas controlo cero, ¿eh? ¡A vivir!

Un comentario en “Comprar un piso

Comenta, comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.