Las mujeres somos malas

Ilustración: “Sororidad” por Silvia Bezos

El título de esta entrada es un tópico que hay que desterrar cuanto antes de nuestra cultura y de nuestro pensamiento, porque nos hace daño, nos condiciona y nos distancia, y PORQUE ES MENTIRA, coño!

¿Te has visto soltando la dichosa frasecita alguna vez? ¡Yo también! La decía mi abuela, la decía mi madre, su amiga y la vecina del 4º, así que me la creí enterita. Muy mal, fataaaal.

De pronto un día te pones a hacer un análisis de la vida y, basándote en los años y la experiencia personal, descubres que es todo una patraña. Y menudo peso te quitas de encima, ¿eh?

Porque resulta que todo ese tiempo escuchando de gente a la que quieres, que las mujeres somos lo peor entre nosotras, te influyen inevitablemente; creando recelos y desconfianzas: somos malísimas, habrá que protegerse, una mujer puede parecer muy buena pero es teatrillo, seguro, ya se sabe, con lo manipuladoras que somos…..y todo esto, por no hablar del daño que hace una etiqueta en una misma.

Yo me pongo a pensar en mi vida y prácticamente hasta que me fui a la universidad, tuve el concepto muy interiorizado. En mi colegio había malas personas, como en todas partes, pero ha sido varios años después cuando me he dado cuenta de que no había mayoría femenina entre ellas.

Llevo trabajando 11 años con más mujeres que hombres y sólo he tenido problemas con una persona hombre y con otra persona mujer.

Por no hablar de mis amigas chicas (amigos chicos, os amo mucho, pero he venido a hablar de mi libro), que son unas gentes maravillosas que nunca me harían daño conscientemente.

Se suman a todos estos ejemplos de mujeres molonas, otras nuevas que he conocido gracias a la escuela infantil de V, por ejemplo, y que, aunque no nos ha dado tiempo a establecer lazos fuertes, me han sorprendido gratamente casi en su totalidad. ¿Que por qué me han sorprendido? Porque aunque intento ignorarlos, los mensajes que alimentan el tópico, me siguen llegando, eso es así.

Una de mis compañeras de trabajo lo soltó en una cena de empresa. Se trata de una buena persona que conozco hace varios años y que nunca ha tenido problemas con ningun@ de sus compañer@s. Así que le espeté un “explícame por qué dices eso” y no supo darme ni un triste ejemplo personal, quedando bastante contrariada con la conversación, y reconociéndome, tiempo después, que lo decía sin tener argumentos reales, por purita convicción cultural.

A muchas de nosotras nos han educado así, y algunas no despertarán a la verdad, transmitiendo un mensaje erróneo a sus vástagos y de rebote, a los nuestros (lo hablaba hace muy poco con mi blogoamiga La Hobbita), así que por favor, dadle duro el resto, las que, como yo, creéis firmemente en la sororidad.

;

2 comentarios en “Las mujeres somos malas

  1. Grandes tus palabras. (Aplauso!!). No puedo estar más de acuerdo contigo. Nos educaron con esa fracesita lapidaria como una losa atada al cuello (entre otras lindezas). Ya es hora de que estas cosas NO las pasemos a nuestrxs hijxs. Aunque no es fácil porque, justamente, en el parque escucho a muuuuuchas madres (más que a padres porque casi no hay) soltando perlitas (alguna os conté por mi blog).
    Ya está bien!! En mi casa SÍ somos feministas y espero que esto cale en mi pichón para que no le llenen la cabeza de ideas erróneas.

    Abrazo-sororideico 😉

    • Veo tu abrazo sororideico y subo 3 jajaja Tú y yo pensamos muy parecido de muchas cosas 😉
      Aplauso también para ese pichón feminista que estáis haciendo, porque ahí está el cambio de verdad, en ningún sitio más. Muáaa

Comenta, comenta