Kit de Protección Educo

http://i0.wp.com/mamaseescribeconk.com/wp-content/uploads/2016/09/facebook.jpg?w=1200

Escribir una leyenda

   Todos hemos oído/leído consternados la noticia de la niña brutalmente agredida por 12 compañeros en el patio del colegio la semana pasada. Es horrible, no queremos ni pensarlo, pero las cosas malas pasan y a veces les pasan a nuestros hijos. Glup.

   No sé qué conceptos distorsionados del bien y del mal tienen estos niños de 12 años para cometer tal salvajada, pero lo cierto es que la mayoría de nosotros hemos vivido, en primera o tercera persona, algún caso de violencia en nuestra infancia (vale, a lo mejor no tan fuerte, pero horrible también).

   Yo misma fui objeto de burla en algún momento (por gafotas, por ejemplo), y aunque fue algo puntual, y en general me sentí simpre bastante integrada, no es agradable. Así que, no me quiero ni imaginar lo que tiene que ser para un cachorro sufrir ese tipo de maltrato, repetido y continuado en el tiempo, y agravado ahora además, por el uso de los móviles; te tiene que parecer el infierno en la tierra. Aquí podéis ver el programa de Ana Pastor dedicado al tema: El Objetivo: El acoso Escolar.

   En mi cole había 2 ó 3 personas de las que se reían muchas otras. Yo no recuerdo ser partícipe de las burlas (o puede que sí y lo haya borrado de mi cabeza por vergüenza suma), pero sí recuerdo no hacer demasiado por pararlo. Por supuesto ahora flipo con mi falta de todo, y me arrepiento muchísimo de no haber defendido a mis compañeros; claramente algo no funcionaba bien en mi cabeza por aquel entonces…y lo siento muchísimo.

   Ahora mismo, cuando hablo del tema, mi único pensamiento es que ojalá V no pase nunca por nada parecido, y se encuentre con un porcentaje alto de buena gente en su entorno. Además, aunque sé que es muy complicado, espero que confíe en nosotros hasta el punto de contarnos si fuera testigo, víctima, o incluso artífice de algún tipo de violencia verbal o física.

   Pero no todo son malas noticias. Para ayudar a prevenir esos comportamientos y proteger a los hijos de ellos, tenemos medios (menos mal).

   La ONG Educo ha tenido la maravillosa idea de crear este Kit de protección para detectar y prevenir situaciones de riesgo en la que se pueden encontrar nuestros vástagos, y nosotros hemos tenido la suerte de conocerlo de primera mano gracias a Madresfera.  En este vídeo podéis ver el contenido detallado del kit:

   Aunque el que tenemos nosotros es para niños de 6 a 9 años, hay cosas que ya estamos usando con V, como las cartas del emocionario, que ya sabéis qué importante es identificar el estado de ánimo para poder cambiarlo si no nos hace bien (aplicable a niños y adultos).

   El Kit puede adquirirse en formato online o físico, a un precio más que razonable, sobre todo porque a la vez, estarás ayudando a otros niños a través de Educo.org.

   A mí me parece totalmente necesario integrar estas cosas de manera natural y cotidiana  en nuestra vida (en mi casa no se comentaba ni sin querer), para que V no tenga ningún reparo en hablarnos de ello, si algo no va bien.

   Para terminar, os diré que hace poco, una amiga se dio cuenta en terapia de que su primo había abusado de ella cuando era una niña. Ella no lo recordaba o no lo había identificado como un abuso, pero lo fue. Tras esa revelación, comenzó a hablarlo con sus amistades, y madre mía, mucha más gente de la que os podáis imaginar había pasado por alguna situación parecida. Yo, sin ir más lejos, sufrí un algo incomodísimo cuando tenía 12 años, con un primo bastante mayor que yo. En ningún momento se me pasó por la cabeza comentárselo a nadie, porque pensé que quizá estaba malinterpretando las cosas. Por suerte (y porque vivimos lejos), no volvió a ocurrir nunca más.

El 75% de los agresores

   Es imposible evitar todos los males a los hijos, pero podemos darles armas para combatirlos. Por cierto, una frase que dijo Rocío Ramos-Paúl a colación de esto y que se me quedó grabadita: “Ningún niño es capaz de inventarse un abuso sexual, así que, si te cuenta algo raro, CRÉELE”.

A preveniiir!

4 comentarios en “Kit de Protección Educo

  1. Es fundamental hacerles saber a nuestros pipiolos lo que es normal y lo que no. Lo principal es que sepan que NO deben dejarse manipular (los chantajes emocionales son vomitivos) y si hay algo que no quieren o no les gusta, deben hacerlo saber.
    El kit ese tiene muy buena pinta y es un recurso más para los que somos papás y, a veces, no sabemos como hacer frente a algunas cosas. También está el cuento de “La regla de Kiko”, que te puedes descargar de su web: http://www.laregladekiko.org

    Por suerte, no he vivido situaciones así en primera persona. Pero hay que saber detectarlas. Y no sólo de abusos sexuales, también de maltrato (que no siempre es físico). Los menores tienen una indefensión terrible en cuanto a ayudas y leyes. Lo digo con conocimiento de causa. Muchas veces, son los pequeños los que callan por miedo y encima, los adultos se lavan las manos, las instituciones miran para otro lado… Por lo menos, que aprendan a quejarse y rebelarse contra lo que es injusto a todas luces.

    Un abrazo y gracias por compartir 😉

    • Lo del chantaje…uf, me salen rayos de los ojos con lo de “si me das un beso, te doy una patata”. El de la regla de Kiko viene en el kit, aunque ya lo conocíamos, está guay, la verdad..qué pocas ganas y qué necesario enfrentarse a estas realidades y qué importante es que se sientan escuchados. Gracias a tí por aportar cosas al post, que estos temas hay que hablarlos más, claro que sí :*)

    • Siii, aún así se pueden usas varias cosas desde un poco más peques, pero otras no, claro. Lo del emocionario es que me encanta, y he leído muchas bondades sobre lo de empezar a identificar estados de ánimo desde bien bebés, con dibujos o cuentos..gracias! 🙂

Comenta, comenta