Pliko Mini vs Stockholm

   Ya os conté por aquí que nos costó lo nuestro elegir la silla de paseo de V. La ganadora, como todo apuntaba cuando escribí esa entrada, fue la Stockholm Black Eidition de Elodie Details. Las medidas plegadas eran 28x33x110 cm, así que no bajamos a comprobar los maleteros de nuestros coches, porque nos parecía una medida aceptable jajajaajjaaj

   A los 15 días de adquirirla fuimos a comer a casa de un amigo en coche y lalkSÑHoiñlklñkajaljkañajjaf. La silla cabía, sí, pero en diagonal y a duras penas, y una vez dentro, no se podía meter nada más. A mí me entró la risa, pero la cara de C fue un poema y durante la hora y media siguiente no dijo palabra XDD.

   Ya no se podía devolver. Tiene garantía de 1 año, pero no le pasaba nada y si la querías devolver por cambio de opinión, el plazo era de 10 días. De todas formas, yo no quería devolverla; me parecía bonitísima y pensé que ya nos apañaríamos para viajar en auto.

   Como C estaba tan sensible con el tema y teníamos unas vacaciones en ciernes, le propuse comprar de segunda mano la Pliko Mini de Peg Pérego (la 2ª finalista en nuestra comparativa), porque es bastante más recogidita en el plegado, y así nos cabrían las maletas y demás logística bebil.

   Tras unos meses de uso, vengo a contaros mi opinión sobre ambas sillas, por si estáis en etapa de investigación.

Elodie Details:

Lo bueno: robusta, bonita, plegado fácil, amplia cesta, conducción fluída, se limpia fenomenal con una toallita, buen reclinado para dormir, colchoneta muy confortable.

Lo malo: las ruedas se han deteriorado bastante y eso que la que llevamos a la guarde 5 días a la semana es la Pliko, porque hay que dejarla plegada para que no ocupe demasiado, y justo en ese punto llega el siguiente inconveniente que le veo a la Elodie: en el plegado, las ruedas tocan la capota, y me pone nerviosa ver el rocecillo, por mucho que se quite con una pasada de toallita. Además, con la silla reclinada, la cesta se hace bastante poco accesible.

Pliko Mini:

Lo bueno: ligera, bonita, desenfundable y lavable en lavadora, cesta amplia, ruedas fuertes, plegado fácil  y compacto, que además se queda de pie sin necesidad de apoyarla contra nada y sin que ninguna parte del tejido toque el suelo (ni las ruedas).

Lo malo: es muy difícil de manejar con una sola mano, el reclinado no es progresivo, así que si el cachorro duerme, tienes que sujetar el respaldo mientras lo bajas, porque si no, baja en 2 golpes bruscos.

En resumen:

Bonitez: la Stockhol me parece bonita y la Pliko, chula, pero me encantan las 2.

Conducción: bastante más cómoda la de Elodie, sobre todo con una sola mano, además es más alta que Pliko y puedes caminar erguido (con la de Peg Perego vas un poco chepitas si te despistas).

Reclinado: más cómodo Stockholm, aunque ambos reclinan casi 180 º

Respaldo: más mullidito Stockholm aunque en Pliko o va en el saco, o lleva colchoneta de verano, así que no lo nota.

Capota: la de Stockholm es extensible y tiene visera, con lo que el bebé va super tapadito si quieres; la de Pliko no es tan grande pero en posición sentada, cubre perfectamente.

Plegado: gana Pliko por goleada, además pesa bastante menos.

Cesta: más o menos parecidas de tamaño, pero en la Stockholm, se vuelve bastante inaccesible cuando va reclinada.

Lavabilidad: La de Elodie se limpia con un paño húmedo perfectamente, aunque a mí, que se puedan quitar los textiles de Pliko Mini y meterlos en la lavadora, me gana.

Durabilidad: pues ya os digo que las ruedas de Stockholm están bastante más deterioradas que las de Pliko; eso sí, ambos chasis se encuentran en perfecto estado (tras unos 10 meses de uso con sus viajes en maleteros a presión, bodega de avión, etc.)

   Aquí os dejo un par de vídeos del plegado de ambas sillas. Perdonad la cutrez de mis producciones, por favor; a cambio, podéis echaros unas risas viendo a V correr asustada mientras su madre hace el cabra.

Super papá

  superheroe

   En esta casa no somos de hacernos regalos el día de los enamorados, aniversario de casamiento, etc.., de hecho, de esto último nos acordamos solo cuando nos felicita mi madre religiosamente. El día del padre es un poco más de lo mismo, pero recuerdo de pequeña, la ilusión con que le hacías un dibujo, tarjeta o cosa a tu padre para dársela el 19 de marzo; mi padre tuvo un elegante pisapapeles de colores (una piedra, vamos)  decorando la mesa de su despacho hasta el día en que se jubiló (corazones).

   Pues bien, por eso y porque me mola todo hacer cosas de estas con V, hoy le hemos coloreado un dibujillo a C para que tenga un superpresente en el día de los padres. Es su segundo 19 de marzo siendo papá, pero claro, el año pasado a estas alturas, nuestra nueva miembra tenía 5 meses y aún no sabía envolver.

   Obviamente lo mejor ha sido el proceso, y es que V se entretiene mil pintando la mesa, el suelo, el sofá, a sí misma, la ropa y a veces incluso, el papel. También se lo pasa pipa con las pegatinas, aunque no consigue pegar ninguna fuera de su ser.

   Boolino nos ha regalado el enlace donde poder descargar la actividad, con la plantilla y las instrucciones. Para esta manualidad podéis encontrar los ingredientes en cualquier todoacien, pero si queréis que os los manden a casa, vienen incluídos en una de las cajas molonas que vende en su página, en concreto en la de Mi superabuela, que además del libro homónimo, incluye ésta y otras actividades para disfrutar con vuestros cachorros.

     Felicidades a todos los superpapás!

Lo TIPIco

tipi

   Me encantan las casitas, tiendas, tipis y demás cosas que plagan pinterest para que los niños puedan meterse dentro a jugar. No he podido evitarlo. He intentado resistirme porque creo que está más visto que el tebeo, pero al final, tengo tipi.

   Durante un tiempo abandoné la idea dado el tamaño de estos inventos. No es que tengas que tener un pedazo de salón, pero sí una estancia un poquito amplia. Si nosotros hubiéramos metido aquí algo tipo esto, tendríamos que haber quitado la mesa donde desayunamos, comemos, cenamos, hacemos manualidades…(que además es la misma desde donde estoy escribiendo ahora mismo) y no era plan.

     El destino quiso que buscara cual loquis por toda la internet algo que nos cuadrara hasta que un día me encontré con Nonotu. Miré las medidas, saqué el metro del costurero, le enseñé a C más o menos el rincón que ocuparía y hala, para casa.

   Es muuuuuy mono. Recogidito, lavable en la lavadora, plegable, fácil de montar y desmontar, y V lo usa un montón. Se mete y juega con nosotros a cucutrás hasta el infinito o se mete con Nenuqui y la tapa, la destapa, le da agua, baila…nos gusta mucho!

20160306_18164620160306_18165020160306_18165420160306_18165720160306_18170920160306_18165420160306_18165720160306_181646

   También estuve ojeando estos, que tampoco son muy grandes (95 x 95 cm de base) aunque algo más caros.  Así que ya sabes, si tienes mucho antojo y un salón no demasiado grande, que sepas que existen tipis para todos los hogares.

¡Cucu, perrito!

FullSizeRender2

   Como algunos ya sabéis, colaboro con Boolino en su intento por fomentar la lectura infantil, reseñando algunos de los libros que tienen en su página.

   He pensado, que como casi todos los viernes cogemos un cuento en la bebeteca de la guarde de V, podría comentar también los que más nos han gustado de los prestados, y así os puede hacer un poco de guía si tenéis acceso a alguna biblioteca infantil o si estáis pensando en hacer un regalo, por ejemplo.

   Este fin de semana el elegido ha sido ¡Cucu, perrito!. El autor es Ophélie Texier y la editorial, Macmillan, y está dirigido a niños de 1 a 4 años. En algunos sitios aparece como descatalogado pero os he enlazado el título a una web en la que se encuentra disponible.

   Es un libro de hojas duras con solapas que puede manipular el cachorro más o menos solo sin riesgos. En la guarde de V si no devuelves el cuento prestado en las mismas condiciones, tienes que llevar uno similar, aunque un día V mordió uno de los que nos habían dejado con sus 6 dientes y Sara (la bebetecaria) nos dijo que no pasaba nada. Tengo en mente llevarles uno en breve, de todas formas, porque me sentí fatal por no haber estado atenta, y es que hay libros que son para niños, pero que es mejor que manipulen los adultos.

  20160305_162057

   Las ilustraciones son bonitas y sencillas, y todo lo que sea tocar o abrir a V le atrae bastante, así que se entretiene un ratito mirando lo que hay debajo de cada una de las solapas. En cada doble página aparece mamá perro cuidando de los hijos perro en diferentes situaciones. Papá perro no sale.

20160305_162229

   Pero lo cierto es que no lo coge con tanto entusiasmo como a su favorito; yo creo que pasará algún tiempo hasta que llegue un libro que le encante tanto como El baño de Carlota.

A leeeeeeeeeeeer!

Bebés y madres

zola

   El sábado pasado estuvimos en el Colegio Zola de Villanueva de la Cañada pasando una mañana chulísima gracias a Madresfera (estas chicas organizan unos evenos super interesantes) y a Bebes y madres, que imparten un montón de clases especializadas en el bienestar pre y post parto tanto de la mamá como del bebé: matronatación, masaje infantil, yoga, fitness…

   Seguro que habéis leído cosas bastante desalentadoras acerca de lo que un embarazo le puede hacer a tu cuerpo y en especial, a tu suelo pélvico. Por aquí os contaba que creo que lo más importante es la prevención: cuanto más en forma estés antes de embarazarte, menos consecuencias sufrirás después. No hablo de ir todos los días al gimnasio, ni de volverte una loca del omnipresente “running” (aunque si te apetece y tienes tiempo, eso que ganas).

   Yo voy una vez a la semana a yoga desde hace unos años, y durante mi embarazo no tuve ni medio dolor muscular; muy a mi pesar, no pude practicarlo durante mis últimas 34 semanas de gestación, por prescripción médica, pero creo que es importante buscar un/a profesor/a especializado en yoga prenatal, porque hay determinadas posturas muy poco recomendables incluso con la tripita incipiente.

   El sábado, la clase de yoga que organizaron Bebés y madres era para embarazadas, pero como no había mucha gente, me dejaron colarme (agradecidísima) mientras el papá de V practicaba yoga y masaje para bebés. Disfrutó mucho, sobre todo con el yoga, porque  intentar darle un masaje a una niña de 16 meses que se interesa por absolutamente todo lo que pasa a su alrededor puede resultar algo difícil. Aquí podéis verles en plena acción =) :

 

masaje

   Fue una pena no poder participar en la clase de matronatación, pero V llevaba unos días con un brote de dermatitis bastante regulero y no creo que la piscina le hubiese venido demasiado bien. A ver si podemos probarlo pronto, porque la gente habla maravillas.

   De los beneficios del ejercicio moderado durante la gestación (y en general, durante la vida) no os voy a hablar, pero son muchos. Así que se lo recomiendo a tooooodo el mundo.

Plan dominical con niños

latemeraria6

   El domingo pasado estuvimos en el teatro gracias a Chiquiocio. A veces sortean cosillas entre los socios y esta vez sacaron nuestro nombre, bieeeeeeen!

   La función empezaba a las 12:30 h y llegamos justillos (como siempre), pero ahí estaban nuestros tickets esperando en la taquilla del Teatro La Latina. V se acababa de despertar y no entendía nada de lo que pasaba pero estaba encantada.

Mañana de teatrillo con "La gallina Turuleca" 👏🎶🎼😊 #chiquiocio

A post shared by Katerine Denuevo (@vidaseescribeconuve) on

   La obra está bastante bien, el argumento mola y los actores no dan nada de vergüenza ajena. Peeeero dura mucho para una niña de 16 meses. Durante las primeras canciones, V estaba boquiabierta, aplaudía y botaba sobre nuestros regazos cada vez que sonaba un poco de música. Pero a eso de las 13:30 pensó que ya había visto suficiente y que era hora de pincho y caña, así que “decidimos” abandonar la sala.

   En La Latina hay 587654 sitios que están muy bien para ir a tomar algo, pero nosotros vimos mesa libre en una terraza (hacía buenísimo) al principio de la calle Duque de Alba y nos sentamos raudos.

   En la misma calle está  Kling Weekend, que es una tienda outlet de la famosa marca en la que puedes encontrar cosas muy apañadas. Por ejemplo este jersey tan majo y esta camiseta de calceto apestoso por menos de 20 €.

kling

   Y un poco más adelante, avanzando hacia Tirso hay un restaurante que se ha puesto bastante de moda, El Imparcial. Es la antigua sede del periódico homónimo reformada con mucho gusto y con platos super ricos a buen precio. De ahí que no haya mesa nunca, así que si quieres ir, tendrás que reservar con bastante antelación.

imparcial

   Empezamos a bajar hacia Lavapiés dando un paseo desde Tirso y nos encontramos a Bea, que nos recomendó el restaurante donde trabaja (lleva abierto unos meses) y allá que fuimos. Se llama La Temeraria. El local está muy chulo, la comida es mediterránea elaborada (platos con nombres larguísimos, ya sabes) y se pueden escuchar cosas como Jero Romero, Neuman o Nacho Vegas mientras te alimentas; para mí esto último suma varios puntos =)

   Todo muy rico y por poco más de 20 € por persona con vino, cerve y postre. Aquí podéis ver a V disfrutando del sofá de la entrada y de un bol de patatas fritas:

   Si os quedan fuerzas, podéis bajar desde aquí hasta La Casa Encendida o La Tabacalera (unos 10 minutillos), que siempre hay algo interesante. Y si al cachorro no le apetece ir de exposición, tenéis el Parque Casino De La Reina justo al lado, con columpios para bebés (a veces son difíciles de encontrar, no creéis?) y un bar con terracita =).

A disfrutaaaaaaaar!