Costra láctea

   20150412_192007

   V tiene costra láctea desde muy bebé. Como leímos que en principio no es algo molesto para ella, no nos preocupamos demasiado. De las cejas le fue desapareciendo, pero en la cabeza ha seguido teniendo todo este tiempo.

   Cuando hizo 3 meses empecé a cansarme de verle amarillo el nacimiento del pelo y comencé a investigar.  Cosas que he intentado para eliminarla y que no han funcionado en absoluto:

-Consejo de otra mami: “Le das con aceite de oliva y con paciencia, lo vas masajeando con los dedos y se cae solo” . V fue aliñada muchas tardes (antes del baño, claro) y nada, su costra seguía ahí.

-Un blog cualquiera: “Hay un champú específico de Mustela que es mano de santo”. Cuando fui a la farmacia a por el susodicho, me dijeron que champú no, que tenían una emulsión para eso (8,95 €). Había que dársela antes de dormir y dejar actuar toda la noche. Así que V se fue engominada a la cama un montón de veces y por la mañana, lavada de pelo en el lavabo, con el consiguiente mosqueo. Y no funcionó ni un poco.

-Pediatra en la revisión de los 4 meses: “Para eso puedes darle Kelual”. Pues lo compramos también (15,20 €) y aparcamos la emulsión de Mustela porque éste al menos se podía dar un ratito antes del baño y luego limpiárselo con el champú. El bote se acabó y aquello seguía como al principio.

20150412_191936

   En ese punto nos cansamos y decidimos dejar tranquila la costrita de V, ya le habíamos cogido hasta cariño, que no parecía querer irse de allí (mañana hace 6 meses, V, digo, costri hará 5).

   Sábado por la mañana (ayer), quedo con mi muy amiga-mami Irene y me dice que si no le he intentado quitar a V la costra. Pues muchísimo, le digo yo, pero ya paso, cuando se le tenga que ir, se le irá. Y ella: pero hombre, si es muy fácil. Y me lo explicó.

   Pues efectivamente, visto y no visto. Lo del aceite de oliva sólo es el paso previo. Pones unas gotitas y masajeas 2 minutos para reblandecer las escamas. Lo importante viene ahora. Con un peine de bebé (de esos que tienen bolitas en las puntas), peiné a V en la dirección opuesta al crecimiento de las escamas y voilà, se fue todo mágicamente (bueno, en realidad da algo de grimilla, pero a ella no le dolió nada).

   Y hasta luego, costri 😀

Comenta, comenta