Noa se duerme sola

Es el último libro que nos ha llegado desde Boolino. Cuando vi el título, pensé que nos iba a venir guay teniendo en cuenta los días que se avecinaban. Os pongo en antecedentes.

En marzo, más o menos, decidimos pasar a V a su habitación (nos despertábamos todos mucho juntos y decidimos probar a dormir con tabique de por medio), así que le encargué una camita preciosa a Picarazán, para adornar un poco la salida de la cohabitación. La chica que hace estas casitas tenía un montón de pedidos y lista de espera de un mes, pero como nosotros ya habíamos tomado la decisión y nos había costado tela, pues colchón de cuna al suelo y sábanas bonitas nos parecieron cosas suficiente para hacer la transición. Sigue leyendo